jueves, 5 de mayo de 2011

O reeeeelly?

De verdad estoy muy preocupada, consternada, angustiada porque Lady Gaga no te impacta. Estoy a punto de compartir este problema de interés universal y escribirle una carta a la misma Mamá Monstruo para hacerle llegar mis más sinceras inquietudes sobre que a ti, perfecta diva, no te gusta su música ni sus videos.

De esta manera, podríamos solucionar y superar este evento catastrófico para hacer que el mundo y sus habitantes se adapten a tus gustos y ya no pronuncies más quejas sobre lo que no te gusta. Así, calmaré el insomnio que me provoca el que tu salud se desequilibre al sugerir tu odio y malestar sobre los gustos y preferencias de los demás. Sí, tu, suprema excelencia, que estás siempre en lo correcto y tienes la última palabra, deberías ser el molde del que la humanidad esculpa su forma y todos deberíamos crecer a tu imagen.

Pero honestamente me importa un comino, una grandísima mierda, que no te guste Lady Gaga. Y no tengo el más mínimo interés en hacer que cambies de opinión, ni pretendo gastar un ápice de mi esfuerzo para intentar que te guste Lady Gaga. Me importa tanto tu opinión que ni siquiera voy a discutirla contigo. Me molesta que expreses tu odio hacia lo que me gusta en mi cara y públicamente, sugiriendo que de alguna manera pertenezco a una clase humana inferior que carece de derechos ni sentimientos; y que por lo tanto debería ser tapiada en la cueva más recóndita del universo junto los que, como yo, osaron ser diferentes a ti.

Yo, también soy humana y soy capaz de odiar; como lo hago a cierta cantante de pop rubia… y no me importaría que un camión se la llevara por delante y junto a ella a todos sus fanáticos. Pero por eso no estoy alardeando de mi odio ni mucho menos sufriendo de neurosis por una superioridad inventada que sólo está en mi cabeza.

Todos tienen derecho de tener gusto diferentes; y si los hace feliz, a mi me hace feliz.

ASÍ QUE CIERRA TU MALDITA BOCA DE UNA BUENA VEZ.

P.S.: Me siento mejor ahora.


P.S.2: Es triste que todo los que tus padres gastaron en tu educación se haya ido directamente por una alcantarilla. Perdiste el tiempo, malgastaste cinco años de tu vida en vaya a saber quién; porque definitivamente no aprendiste nada de lo que te debieron enseñar en tu carrera universitaria, socióloga de pacotilla. Debería darte vergüenza.

No hay comentarios: